La logística en el transporte y distribución se trata de trasladar los productos o mercancía de un lugar a otro, planeando un proceso estratégico que reduce los costos para la empresa y garantiza la satisfacción de los compradores. En realidad, la logística tiene que ver con el movimiento de carga en todas sus maneras posibles: terrestre, marítimo y aéreo. Estas formas de traslado de mercancías, materias primas o productos determinados, con una planificación asociada a una demanda.  El tipo de transporte es determinado por la distancia entre el origen y el destino, así como la oferta y su destino final.  

La logística en el transporte determina la eficiencia de una empresa, y asegura que los productos lleguen a los consumidores de manera íntegra, en los tiempos y lugares acordados. Además, se encarga de proteger la mercancía durante el traslado, moviliza los productos en la cadena de suministro, cumple con los tiempos de entrega y garantiza la satisfacción del consumidor.